Ariello

Mi otro yo

 

Hoy me pude encontrar conmigo mismo
al hallarme en mi lecho recostado,
un momento no más y desdoblado
navegaba del sueño en el abismo.

Me sentí sumergido en optimismo,
otro yo me miraba acongojado,
oye tú,  oye yo,  hazte a mi lado
somos dos, somos uno,  asimismo.

Mi otro yo me miraba con dos manchas
una negra, otra gris, guardó silencio…
con la negra buscaba sus revanchas,

con la gris mis venganzas evidencio
 entre penas y llantos y avalanchas
un perdón para mí lo diligencio.

Comentarios1

  • Inexistente

    Bueno tener ese otro yo. Saludos... a los dos.

    • Ariello

      Muchas gracias de parte nuestra



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.