Romeo Medina 11

Adiós niña de ojos marrón.

Quizás no era nuestro tiempo, quizás mis lágrimas derramadas no sirvieron de nada,  todo se perdió así como se pierden las nubes en el cielo así te fuiste sin darme cuenta.

Pero a pesar de todo el daño que le hiciste a mi corazón sigues siendo esa locura que aparece en mis sueños.

Te amo lo he hecho desde aquel día que conocí las letras que forman  tu nombre.

Pero todo quedó en un sueño y en los recuerdos de lo vivido, porque cada noche llegan a mis oídos esas palabras que muchas veces tus labios me dijeron  si esas mismas cuando me decías te amo.

No puedo olvidarte si cuando trato de  hacerlo veo tu imagen que se aparece en el cielo como un fantasma que no me deja en paz y solo espera a que salga la luna para a mi alma acechar.

Me despido con la esperanza de un día volverte a ver espero y todo te marche bien y que seas feliz en tu nueva vida.

Adiós mi amor adiós mi bella niña de ojos marrón.

Comentarios1

  • ALMAR

    Bonita despedida Romeo, aunque a veces sean tristes y dolorosas. Te invito a que te pases por mis letras. Un besote muy fuerte para ti desde España ALMAR.

    • Romeo Medina 11

      Gracias por leer mi texto y tenga por seguro que leeré cada una de sus letras.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.