Natanael Berrios Sandoval

Sueño...

Déme de vuestra lumbrera el dorado cáliz que
inmaculado permite mi espíritu ver resplandecer
vuestra postrera gloria de la celestial mirada que tenés.
¡Sí! Que mi alma vuestro eclesial candor ilumine y así
perderme en tu gentil cuerpo...

 

Confíeme su yermo secreto y seré el cultivador de
vuestras rosas, que macizas propiciarán el caudal
idílico de nuestros dos seres; el páramo de nuestro arduo
duelo enfrentaremos y fructífero y cabal será el alcázar
de nuestro romance...

 

Cincele con sus delicadas horas mi umbrío corazón;
aplaque con el dulce hechizo de vuestro solaz el estío de
de mi desamparo. Que allí, en el cenit de vuestro altar,
el tártaro de mi infinita melancolía expíes con vuestra paz
monarca.

 

Y mientras me pierdo en el laberinto de vuestra beldad,
sé que junto a mí iluminarás con vuestra sutil y
predilecta sonrisa...

Comentarios3

  • pani

    LAS DOS ÚLTIMAS ESTROFAS DE UNA BELLEZA INCONMENSURABLE...

    • Natanael Berrios Sandoval

      ¡Así es! Aunque no haya encontrado esa mujer predilecta, con mis versos intento construirla y abrazarla. ¡Gracias por su apoyo!

      • pani

        SI NUESTROS SUEÑOS EN FORMA DE VERSO... PUDIERAN VOLVER REALIDADES, NO DUDE USTED QUE SIEMPRE ANDARÍA ACOMPAÑADO DE MUJERES DE INDESCRIPTIBLE BELLEZA Y APLOMO... MAS HASTA QUE LA REINA DE SU VIDA APAREZCA... LAS MUSAS JAMÁS DEJARÁN DE CUSTODIARLE...

      • Natanael Berrios Sandoval

        ¡Espectacular! ¡Así mismo es! 👐 ¡Eso siempre lo guardaré!

      • raquelinamor

        Sencillamente precioso, poeta Natanael Berrios Sandoval, Felicitaciones! un poema bien logrado con mucha profundidad, sueños que se construyen de sueños, realidades que se accesar despiertos, en esa eterna busqueda del amor soñado, en la felicidad al lado de quien cubra las espectativas de la pasiòn del alma humana. Gracias por compartir tu bella musa, y sigue soñando despierto y compartièndonos imàgenes en tus letras. Recibe saludos de universal amor de raquelinamor



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.