Kevin_AfGo

227161224933

Miro la cristalera que está a mi lado

veo sol, un par de árboles, unos asientos.

Miro la pantalla del portátil

veo un poema que nace, para morir.

¿Qué es esto que siento?

A quien quiero engañar

sé quién eres, por qué has venido y lo que quieres contar.

Nada.

Quizás sea el recuerdo de… ¡No!

No son recuerdos, son estúpidos delirios

de pensar que alguna vez fue presente,

pero ya lo he dicho, fue, pasado.

Pero eso ya no importa, lo que fue ya no está

vivo ni muerto, pues al haber sido ya no es ni será

lo que queda eres tú, tú que me atas al coronel.

Es irónico…

Todo pasará, y todos,

pero tú siempre estarás ahí, a mi lado

de pie, paciente, esperando que te abra mi pecho

porque tu abrazo es más fuerte que

el de cualquier mujer, hombre, animal.

Confieso que no le temo a la muerte, hace

tiempo ya que acepté que ésta es mi verdad

no se confundan, esto no es pesimismo,

no es tristeza; es el honor, el orgullo, la voluntad

de un hueso a mirar sin miedo las fauces del perro.

Por mucho que intente abandonarte, te lo juro por mi vida

nunca mis pies se alejarán demasiado de los tuyos,

en este vals de la vida. No se confundan

no hay resignación.

Te acepto siempre, te deseo a ratos

tú, y solo tú, entenderás mi profundidad.

 

Y si alguien, que no sé quién,

llega a leer esto, que sepa que ella está al final,

su nombre… 227161224933.

 

Fimbúltyr

Comentarios1

  • AIRA M.

    Un poema que nace para morir, no entiendo porque puede morir un poema. Me gustó ti poema y el final indescifrable. Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.