el brujo de letziaga

-- Conocimiento --

A veces,
miro como un tonto
al conocimiento,
en lugar de estar mirando
hacia otro lugar.

Y observo al agua
que se junta en la mar,
y poder estudiar
a su gran pecera natural.

Y a las farolas
que se reúnen en la obscurídad,
con su ojo encendido
parlando de la claridad.

Y es que a veces,
miro a la luz que no ciega,
y al agua que no se derrama,
para conocer tu postgrado
estimado Señor Conocimiento.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.