♥(¯`*•.¸♥millondurango♥¸.•*´¯)♥

PICAFLOR

Soy consciente de que

tú corazón se vistió de blanco

de pureza y virginidad,

de optimismo e inocencia,

tenías la fuerza de la espiritualidad.

 

Mientras que

mi corazón se vistió de picardía,

te robé tu castidad

con toda la fuerza lo pudimos disfrutar..

 

Luego

tu corazón se vistió de amarillo,

de inteligencia e innovación

porque el amor brotaba desde tu interior.

Mientras que yo enamoraba a morenas,

rubias y blancas,

con un corazón querendón,

libre como el viento,

me deje llevar por el corazón.

 

Fui testigo cuando

tu corazoncito se vistió de oro,

con una fortaleza increíble,

pues en ti hay un amor eterno y apetecible;

mientras que el mío se vistió de debilidad

y por besos distintos

cayó en los más bajos y salvajes instintos.

 

Tu corazón se vestía de púrpura,

de sinceridad,

y por tanto, prometí jamás dejarte de amar,

hasta que un día jugué con la fidelidad

y en el fuego me fui a chamuscar.

 

En mi soledad me iba a volar,

en medio de mi soñar,

acariciaba tu figura sin clemencia,

con gran amor

en medio de un gran dolor,

el cual yo causé por ser un picaflor.

 

Caminaba embobado,

hasta que me hundí en el licor,

añorando tu amor que a mi alma era un frescor;

y hasta la forma en que me hacías el amor,

Hasta el baño de aquel bar

fue testigo de ello,

pues eres en mi vida algo tierno y bello.

Sé me quieres adentro.

 

Hay una llama en mí que al verte con amor avivo

pero tu odio me hace debilitar;

dime ¿cómo tu odio yo puedo apagar?

de tal manera que me pueda rehabilitar.

¿Cual odio? -me dices-

“Déjate llevar que te voy a amar,

y te lo voy a demostrar”

 

Ahora que te vuelvo a ver

y en mi cama tener,

quiero sincerarme contigo,

pues he recibido el castigo

del látigo de un amor fracasado.

 

En el mundo tremebundo

era un chupaflor del amor,

chupando una flor,

luego otra flor,

que ahora le dicen vagabundo moribundo.

Me dices: “yo no importa metémelo profundo”.

 

Ahora que te siento en mi,

mi corazoncito palpita, así que me pellizco:

¡ay!, ¡no es un sueño! ¡Estoy vivo!

Ahora súbete en mi.

 

Es un deleite que estés arriba,

mientras tus pezones

en mi boca describa

y chuparlos a mil razones,

ambos pezones.

 

Tu humedad no tiene límites,

te vienes una y otra vez,

eso hace que grites

y digas: “¡quiero otra vez!

 

Es la reconciliación del amor,

atrás quedó el dolor,

gracias a la penetración

que lo disfrutamos tu y yo.

 

Mientras lo hacemos al oído

te susurro: te amo,

te quiero y te devoro.

ya contigo me siento vivo

Después me inspiro y lo que hicimos

lo describo, el mundo será testigo.




________☼♥/)_♥☼♥_____☼♥./¯"""/')
¯¯¯¯¯¯¯¯¯)☼♥¯♥☼♥¯¯¯¯☼♥'_„„„„
Autor: Millondurango
________☼♥/)_♥☼♥_____☼♥./¯"""/')
¯¯¯¯¯¯¯¯¯)☼♥¯♥☼♥¯¯¯¯☼♥'_„„„„

Comentarios1

  • Lita_81

    Intrigantes situaciones que el amor esboza en las almas
    un gusto leerle.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.