Azz

Concluir

 

Se fue el crepúsculo con ella.

Se fue el alma de poeta,

Todo riego en el desierto cesa.

 

Ni una palabra se crea,

Ni un verso se completa,

Todo se lo llevo sin que quisiera.

 

No voy a dejar tu estilete en mi corazón

No me importa que enmarques la perfección,

Voy a comenzar con una glaciación,

Cada vez que te acerques a mi corazón.

 

No voy a calentarte más,

Esas ganas de un encuentro fugaz.

El sabor a hastió pasara, cuando,

No pueda doblar mi rodilla nunca más.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.