Arnoldo Bermúdez

Amor en silencio

Aquella de allá es mi rosa, mi frágil rosa

Flor de belleza y suspiro

Con amor y tristeza la miro

Porque lejos de mi reposa.

 

La flor intocable, la flor peligrosa

El dolor por tus espinas  y tu bello aroma

Ambos se combinan y no sé qué hacer,

No sé si amarte u odiarte, dímelo en tu idioma

Quiero que me hagas entender.

 

El dolor se hace más fuerte, hazlo parar

Temo seguir aguantando

Y que así me empiece a gustar

¡Flor mía, por favor ya no más!

 

Mejor te dejo tranquila

Y así vivimos en paz

Porque de otra manera

Tú me matarás a mí

O yo te llegaré a cortar.

 

Desde este día en adelante

No sabrás nada de mí

Pero yo estaré a tu guardia,

Y a pesar de tu lejanía

Y pesar del dolor que causaste,

Yo siempre te amaré, flor mía,

Te amaré en el ayer,

En el hoy y  el mañana,

Te amaré por siempre, en el infinito,

Sentado aquí, alejado y en silencio.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.