Fernando Quill

Solo me he quedado

Después de tantos años,
tantas sonrisas,
tantas caricias,
tantas heridas.


He aprendido en mi soledad,
que al parecer seré culpable de todo,
seré culpable de tus errores,
seré culpable por tu gran orgullo.


Pero aun así, te extraño,
te observo tranquila,
pero tal vez, solo tal vez,
puede que tú también me extrañes.


No sé qué error cometí,
haberte dejador ir,
y no haber ido tras de ti,
pero déjame decirte que me duele estar sin ti.


Es duro no poder hablar,
es difícil no poder llorar,
el triste no poder olvidar,
y es inútil tratar de olvidar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.