Mallez

Algunos pensamientos

 


                         I

Me enamoré de las letras, de la prosa,
con la que puedo decirte sin versos
todo lo que pudiera improvisar mi boca
y ensayar con ella en la tuya mis besos.

                        II

Y te llamé y no acudiste a la cita
que ya nos aguardaba como a escondidas
se esconde entre las ramas el follaje
que enriquece la hermosura del paisaje.

                         III

Y te escondí en mis brazos. Y te escondía
de cualquier mirada taciturna
de aquellos transeúntes de aquella vía
que se iluminaba bajo la luz de la luna.

                        IV

Vimos atardeceres y perderse las horas
estando juntos y suspirando,
mientras aparecían luminosos los astros
cuando nos encontrábamos a solas.

                        V

Toma la flor que hoy sacrifica
el aroma con que conquista los antojos
de la atónita mirada que hay en tus ojos
y en tu seductora y hermosa sonrisa.


                        VI

Dame tus manos voluntariosas
y sea asequible después nuestro abrazo
para luego decirnos tantas cosas,
mientras bajo las estrellas nos enamoramos.

                         M



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.