Alexander Prado Ospina

FLEXIÓN ÓPTICA

El papel blanco rígido espejo

sólo devuelve lo que eres.

Yorgos Seferis

 

 

Ahora dolor es su nombre

aunque el beso se cobije con la sonrisa escrita

en todo instante r-e-c-u-e-r-d-o.

 

Iluminada hieres mis ojos

pues el deseo impide voltear la cabeza

…fuera de ese espejo; que en su mutismo grita soy suyo.

 

Y ahora roloD reconocido

siento el calor en el frío de la noche

porque anairdA no se reconoce en mis ojos.

Muda, ante la tela de mi cuerpo,

atrapada queda; en la herida de la negra pluma con lo blanco de la hoja…

y ambos,  son cómplices en la huida de una vida

en la cual su risa no sea mi solitaria imagen;

sino susurro de amada  quien asciende fuera del Leteo

para ultima vez amarme.

 

Nuevo r-o-l-o-D sin un nuevo ahora;

ya que la imagen en el verso no alcanza a cubrir la sangre como tinta.

Y no obstante, dono al espejismo un segundo de vida

mientras la poesía a su estilo consuela de izquierda a derecha

entre tanto, la angina crece en el pecho de

derecha a izquierda en el espejo;  

otorgándole a la ilusión, el beso que jamás le daré

 junto a un adiós, pues solo se ofrece entre los vivos.

 

Adiós imagen que se ha llevado mis sentidos…

¡Punto final! Clausura por mí  el párrafo, como también al espejo

que al recibirte; ha de fragmentarse en cada posibilidad de lo sido.

Momento donde el pasado se hará más liviano

pues despojado en algún segundo del futuro

seré incapaz de escribir su nombre.  

Instante en el cual no pensaré y,  

Ella por fin se extinguirá conmigo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.