Sobre

Sobre héroes y tumbas.

 Porque eso somos, gloriosos héroes que pelean por sobrevivir en el caos de la vida. Nacimos victoriosos porque nacer es haber ganado. 

 Ídolos de los muertos, guerreros que luchan sin objetivo sólo por luchar. Temerarias fieras a pura sangre, fuerza bruta o inteligentes estrategas que no se ensucian las manos, que ganan sin haber batallado con espadas sino con diálogo. 

 Hemos sólo evolucionado en crear distintas formas de matarnos, seres bélicos por naturaleza. Armas como manos, manos como armas.

 Héroes que serán tumbas, único destino posible. Tumbas glorificadas por haber luchado hasta el final, o tumbas de cobardes traidores de la historia. 

 El hombre es el lobo del hombre.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.