Pensamiento.

Yo ya rompí mis cadenas, ¿y tú?

Por un momento quise ponerle el título "Entre sus piernas".

Claro que, de haber sido así, les estaría engañando, como hacen

algunos para que les vengan a leer. Pero ¿cuánto duraría el engaño?

Hasta el siguiente escrito y nada más. Ellos son los engañados.

 

.

.

 

YO YA ROMPÍ MIS CADENAS, ¿Y TÚ?

.

 


Yo ya rompí mis cadenas, ¿y tú?


Algunos se encuentran prisioneros de
sus piernas. He escrito de sus piernas,
como podría haber escrito cualquier
otra cosa. Naturalmente que me refiero
a piernas femeninas, pues femenina es
la poesía. ¿Sientes dependencia de ella?
¿Hasta qué punto? ¿En cuál medida?

Esto es una tontería, de la que ellas
se quejarán, dirán que la poesía no tiene
sexo, y llevan razón. Así que iré por otros
derroteros.

¿Te has preguntado alguna vez qué clase
de poeta eres? ¿De qué manera escribes?
¿Te preocupas de que lo que escribes
esté bien? Cuando digo que esté bien,
quiero decir que tenga belleza artística.
La belleza artística rezuma arte por sus
cuatro costados. ¿Crees que los temas que
eliges merecen alguna crítica positiva?
¿Te preocupa mucho que vengan a leer
lo que publicas? ¿Crees que lo que haces
merece elogios? Si te dicen que está
muy bien lo que has escrito, ¿lo crees?
¿Te sientes emocionado, envanecido?
¿Se te pone el vello de punta?
¿No piensas que ha habido otros escritores
que han tratado ya con más acierto tu
tema, y su calidad poética es muy superior
a la tuya?
No seas esclavo de halagos y elogios.
Desvístete de todo lo supérfluo.
Cierra los ojos un momento. Piensa en lo
que está pasando a tu alrededor.
No eres nada importante como escritor.
Lo que has escrito no merece ninguna
atención que rebase el mero hecho de
haber leído y sacado alguna simple conclusión
positiva que pueda ayudar a alguien a no
sentirse el centro del universo.
Cuando escribas algo, no lo consideres
especial, concluyente... no has descubierto
nada nuevo bajo las estrellas; menos aún
si lo que escribes son meras banalidades.
Preocúpate de no seguir los pasos de otros
que te han precedido, sé original, sin caer
en la simpleza. Haz que tus publicaciones
tengan calidad, no se basen en la monotonía,
dales tu toque particular; consigue que
brillen en la oscuridad del universo monocolor
en el que una gran mayoría se desenvuelve.
Aun así, olvídate de triunfos y reconocimientos
que bullan en tu mente; esos son inalcanzables
hasta para los más sobresalientes. El mundo
de las letras es un círculo cerrado en el que
solo pueden entrar los elegidos... los elegidos
a dedo. Esto no lo digo yo por deducción propia;
esto fue dicho en una entrevista por alguien
que ha destacado en el mundillo de las letras:
un escritor de cierta fama con algunos libros
escritos y muchas horas a sus espaldas dedicadas
al "universo literario". Sus palabras fueron más
o menos estas:
"La literatura a altos niveles es un círculo cerrado;
una secta a la que es muy difícil pertenecer; por no
decir casi imposible".
O dicho por mí con otras palabras: un pulpo de enormes
tentáculos que todo lo domina y controla.
¿Sigues pensando que eres un gran escritor? ¿Que vas
a vivir de esto?.
Fíjate bien en lo que escribes; más aún si lo que
pretendes es que guste a los demás.
Hazte esta pregunta:
¿Seré capaz de lograr alguna calidad si escribo cada día?
No. Mi respuesta sería no. En la poesía existe "la musa";
esa corriente de inspiración que en ciertos momentos hace
que fluya el verso. Pero la inspiración es un hada traviesa
que discurre por intrincados y recónditos caminos.
Es caprichosa e inconstante. Es intrépida y fugaz.
La musa no está omnipresente a nuestro lado. Ese será el
momento en que la poesía no nazca de improviso. Ese será
el momento en que habrá que tomar las herramientas más
apropiadas para, de manera audaz, moldearla, y acariciándola
con nuestros dedos en la pluma, hacer que sus perfiles afloren
a la luz del entendimiento. Habrá pues que trabajarla y darle
forma, tal cual lo haría el escultor con su obra.
Por último, pregúntate si no serías capaz de escribir algo mejor;
algo que los que te leen estuvieran orgullosos de ver.

.

Pensamiento.
Derechos de autor reservados.
11 de mayo de 2017

Comentarios2

  • Ryu.

    que bueno que entiendas que la letra no es para vivir de ella pocos son los que logran eso y los alagos no son mas que vanidad lo que escribes debe plasmar un sentimiento evocar una emocion ati y quien lo lee la forma mas honesta de escribir es que te guste a ti primero y si a nadie mas le gusta que mas da , yo escribo para mi y si a alguien por ahi le gusta vien , coincido con tigo la poesia es mujer , por que es grácil y coqueta pero fuerte y como una piedra te puede romper los huesos

    un fuerte abraso

  • Pensamiento.

    Doy las gracias todos por tomarse la molestia de leer y comentar este tema. No escribo más para no ser esclavo de mis palabras; sería un error.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.