Arturo1996

Soneto XI

Soneto XI

¿Quién robara el suspiro mágico de mi cancionero?

Hay aires, suspensos, laberintos y ojos enverdecidos;

Hay lugares, camastros y un portal azul bajo la piel.

Y el amor nos parece tan infinito, cuando soñamos.

 

¿Quién habla del amor como un consuelo efímero,

cuando las cenizas del pasado, regresan ofuscadas?

Y el beso abre corazón. Y el adiós nos arroja solos…

Casi como la hoja desecha, en el centro de la ciudad.

 

Cartas, rosas, flores y un clavel punzado de soledad,

Aromas, noches, y copas muy llenas de incertidumbre;

Sí, hay un callejón en el amor que jamás se alumbrara.

 

Y amo el fondo de la noche. Y añoro un amor libre…

Ame a alguien, cuya voz se inmutaba con el devaneo;

Y a veces sobre sus labios, pensaba en mi mendacidad.

 

 

©Todos los derechos reservados para el autor, 2017.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.