opiatil

Feúra

Asimetría pura
la de mi rostro, de índole cubista,
casi abstracto;
nocáut para la vista.

 

El molde en que me hicieron
nació roto; las chicas de buen ver
cambian de anden,
al verme aparecer.

 

Pero yo, irreverente,
paseo mi fealdad, sin importarme
si gusto o no;
les tocará aguantarme.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.