JG_

Un adiós nace...

 

Un océano de colores amargos

emerge en las esquinas de mi soledad,

cuerpo de cien caras.

Una imprenta de finales esquivos

emerge en los soles tristes

de mis dolorosas costillas,

ramas de pájaros azules.

Un adiós nace,

nace del amor vacío de las paredes,

habla como mujer,

estudia las puntas carbónicas de mis dedos,

golpea como viento embriagado,

se desnuda en el polvo de mis ojos,

recita su nombre como si se tratase de las flores.

Y llora

llora conmigo

y con mis aturdidas ganas de volar

y volar sin rumbo.

 

-JG 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.