carloszuluagazuluaga

NIÑA QUERIDA

 

 

NIÑA QUERIDA

 

 

No me abandones

que yo te quiero

y sin tus besos

triste me muero.

 

 

Niña querida

de esquivos ojos

no seas ingrata

con mis antojos.

 

 

Sígueme amando

niña querida

para que pueda

yo amar tu vida.

 

 

Deja que mi alma

se mire en tí

y cuando lloras

hazlo por mí.

 

 

Si algún día tristes

los dos estamos

recuerda entonces

que nos amamos.

 

 

Y cuando pienses

buscar aliento,

busca en mi vida

tu pensamiento.

 

 

Que yo por siempre

tendré en mi vida

tu imagen pura,

niña querida.

 

 

Y sólo quiero

que en tu alma pura

exista clama

y haya dulzura.

Comentarios3



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.