Corazón Enamorado

Buenas noches.

La noche acaricia la piel con sus velos hechos de penumbra. Su manto de estrellas me arropa para dormir.

Pero huye de mi el sueño, mientras mis ojos divagantes se escapan hacia las alturas del cielo.

Ahora que todo es silencio, me invade la nostalgia y me embriaga tu recuerdo ¡Dios bendito, cuanto te quiero! Si, aun te quiero.

Aunque ese no sea consuelo suficiente para este pobre corazon. Aun asi me gusta pensarte, mientras observo la luna. La reina de las horas nocturnas, la joya de la corona del firmamento.

Su imagen cautivante y su mágica presencia me trae memorias de aquel amor misterioso, profundo, inalcanzable, etereo...mis labios entreabiertos dejan escapar un suspiro...es tarde y el frio se hace sentir.

Hacerato deberia haberme dormido...tal vez si logro enamorar a morfeo más a menudo, el a cambio te lleve hasta mis sueños...

Ojalá sea cierto...
Buenas noches.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.