yito

DESGARRO.

 

 

DESGARRO.

 

                               Su refugio son los bares

                               mi padre ya no trabaja,

                               acumulando pesáres

                               ronda su cabeza baja.

 

                               Le cerraron la ventana

                               de la fabrica temprano,

                               y fue noche la mañana.

                              ¡Que brillo de sol en vano!

 

                               Tiene las manos vacías,

                               nostalgiósa la mirada.

                               Pasa en silencio los días,

                               su juventud malograda.

 

                               Vio todas sus ilusiones,

                               por un sistema frustradas.

                               Y se quedo sin canciones,

                               mirando... sin mirar nada.

Comentarios1

  • Poetageneraciondel17

    ¡qué bonito! es el segundo poema tuyo que leo, y consigues transmitir mucho, sigue así

    • yito

      gracias, lo intentare



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.