opiatil

Despecho al estilo de Buesa

No me amaba; fue amarga y dolorosa,
como toda verdad; fue triste y cierto;
fue comprobar qué inútil es la rosa,
si se cultiva en medio del desierto.

 

No me amaba; debí haber comprendido
que era su corazón estéril roca
donde nada ha brotado; oscuro nido
donde solo había frío, como en su boca.

 

No me amaba, y bien sé que es culpa mía
esta pena; este tiempo malgastado
en creer que, por amarla, me amaría;
pero ningún amor habría bastado.

 

No me amaba. Al partir, fue muy sincera,
pues no fingió pesar. Yo mostré calma.
Lloré, después, mas no porque aún la quiera,
sino al saber que se ha llevado mi alma.

Comentarios3

  • Inexistente

    Me gustó el poema...en su construcción y sentir.
    Hay aguas que hay que dejarlas correr... porque no están destinadas para calmar nuestra sed.

  • Y del Ávila

    José Ángel Buesa es uno de mis poetas predilectos. En tus versos plasmas esa arrolladora mezcla de dolor y sufrimiento tal como lo habría expresarlo Buesa. Un absoluto gusto leerte en ese marco de sentimientos revueltos que nos obsequias. Un abrazo.
    Yajaira del Ávila

    • opiatil

      Se hace lo que se puede. Un saludo afectuoso.

    • anbel

      Muy lindo. Un abrazo 😄 🌹

      • opiatil

        Muchas gracias. Igualmente.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.