Alexander J. Montero

Las Pleyades

Vienen graznando los gansos,

una nube gris se forma titánica

tras los resecos pastos,

es lluvia ¿pero cuanta?.

 

Mi piel como el llano

Ya necesita beber

Pero mi corazón como el ganso

Arto tiene ya de ella.

 

Y para él volver a beber

Implica el riesgo

De todo corazón cuando bebe,

Ahogarse y morir adrede.

 

Truena el rayo

¿Pero hasta cuándo?

He de decir sin duda

Que de vez en vez

 

El corazón un buen golpe

En la cara quiere,

Pero ya no sé si este

Que por poco y a golpes

se duerme a muerte celeste. 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.