25.

Así comenzó todo.

Un día cualquiera, uno entre miles, sin razón alguna, decidí comenzar a hablarte.

 

Decidí hacerlo una y otra vez,

decidí confiarte todos mis secretos,

decidí depender de ti,

decidí convertirme en tuya,

decidí comenzar algo nuevo,

decidí arriesgarme a vivir con la distancia,

ella me odiaba,

yo la odiaba,

vivimos entre sueños demolidos por algo que nos separaba,

pero con toda mi alma,

decidí quererla a pesar de todo.

Comentarios1

  • Ruben Martin

    Tremenda decisión, Saludos

    • 25.

      ¡Muchas gracias!



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.