Pedro Ruiz Lopez

ROMANCE DE JUVENTUD

A esa linda joven, tanto quise,

Esa niña divina, de mi pueblo,

Íva cumpliendo, quince primaveras,

Ella era mi mundo y era mi cielo

 

Su pelo como el sol, su pelo lacio.

Lucía por sus hombros, reposado,

De mi tiempo ocupado, buscaba un espacio,

Busque por siempre, tenerla a mi lado,

 

Su linda gracia, gracia deslumbrante,

Me provocaba, soñar en el día,

Tanto dormido,  también yo despierto,

Era la esencia, que en mí existía.

 

De un ángel bello, tenìa presencia,

Era mi joya, princesa bonita,

ojos castaños, de bella princesa,

Miraba en ellos, firmeza infinita.

 

Yo todavía te recuerdo niña,

Cuando menos espero, yo te sueño,

Murío mi adolescencia, te fuiste

Y yo pensaba, que ya era tu dueño,

 

Ocho años sin mirarte, nos separan,

Tanto lo anhelo, el ya verte algún día,

Mal noticia recibí, ya te casaste,

Que dios y su gran gloria, te bendiga.

 

1986

 

 

Comentarios1

  • YA SABES QUIÉN...

    Esos amores tempranos... Inolvidables.


    Un gusto leerte amigo.

    • Pedro Ruiz Lopez

      Gracias amigo Héctor, es agradable seguir recordando lo que fue muy agradable.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.