Campoamor

El fin de la ataraxia

 

 

Era frío, glaciar, de silencio hecho

mi estuario,

presa era de un engranaje demoledor.

 

Enardecido reclama ahora mi cuerpo

tus manos.

El goce que intúyo, disipará el dolor

 

porque es la ternura, y es el fuego

que derramo

en la fragua que sellará nuestra unión.

 

Colgada, pillada, licuada hasta los huesos

me declaro,

confieso abiertamente mi adicción.

 

Soy tuya, cólmame de besos,

de abrazos,

júrame que por mí mueres de pasión.

 

Tómame, cobíjame en tu soñado lecho,

el atrio,

el principio sinuoso y prometedor.

 

No te resistas al instinto primigenio,

tu regazo

en ascuas encendidas, acogerá mi amor.

 

-Carmen C. Lizarán-

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios6

  • pani

    SUBLIME LÍRICA... MUY HERMOSOS E INSPIRADOS VERSOS... CONMOVIDO POR TANTA BELLEZA...

    • Campoamor

      Buenos días, poeta.
      Emocionada por tus palabras, Pani.
      Te doy gracias infinitas!

    • Hugo Emilio Ocanto

      Con una sublimidad sentida y total has plasmado tus letras, estimada poetisa.
      Mis felicitaciones.
      Mi salud, mi amistad.
      Afectuoso abrazo.

      • Campoamor

        Buenos días, respetado amigo.
        Te agradezco infinitamente cada palabra de aliento que me dedicas.
        Salud y buenaventura para ti y para aquellos que amas.
        Un abrazo fraternal.

      • Alex Palacios

        Bonita poesía, saludos..

        • Campoamor

          Saludos, Poeta.
          Gracias infinitas.

        • Augusto Cuerva

          Que buen poema cargado de Amor,,,,felicitaciones por este poema,,,Saludos

          • Campoamor

            Muy reconocida, Augusto.
            Un abrazo!

          • Alberto Escobar

            Eres muy buena paisana. Me enorgullece que seas hija de mi misma tierra. Te agradezco que te hayas asomado a nuestro Parque de María Luisa para dar contigo. Abrazos mil.

            • Campoamor

              Dios los cría...jajaja!!!
              En serio, Alberto, comparto el orgullo que nos une por la tierra chica y te agradezco enormemente las bonitas palabras que me dedicas.
              Un abrazo!

            • Alfredo Daniel Lopez

              Se acabó el sosiego, la calma, la paz; es la hora de entregarse a los deseos, aquellos que nos gobiernan en este mundo... Y si eso se hace, si debemos dar cabida a las pasiones, que sea sin restricciones, ya que en ascuas encendidas vive y brota el amor.

              Bello poema Campoamor,

              Un beso y una flor.

              • Campoamor

                Bien dices, poeta Alfredo.
                Ya basta de represiones, de reverencias; al libre albedrío démosle por una vez el lugar que le corresponde.
                Muchas gracias.
                Abrazos



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.