Enrique Tamayo Borrás

El simple paso de la vida

 

Volvió a insinuarse... mi añoranza
al evocar los escondrijos de tu niñez
copiando garabatos en tus pupitres
y en mis nubes, amores de pubertad.


Sólo pasó el tiempo dulce de la edad
y dejó abierto su minutero constante
en la textura que deteriora tu belleza
al sentirte más joven que la realidad.


Como el olivo milenario y retorcido
conservas la juventud del nuevo fruto
tu savia es joven, “renueva y florece”
y sabio es tu paso que lo confirma.


Es peregrino el “tiempo y el encanto”
mientras yo te recuerdo desde adentro
en el dorso curvo... de tu adolescencia
es ahora, cuando supongo mi recelo.


Así me resigné en tu limpia madurez
ofreciendo mi alma íntima en evidente
en los límites conformes a la idolatría
sin más, que el simple paso de la vida.

 

__ POEMAS TARDÍOS __
(ESTROFAS PERDIDAS)
Enrique Tamayo Borrás
más en: www.poemastardios.com
Registro de propiedad intelectual.
© 2017 Safe Creative.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.