Gauvdelaire

Salma 97-9

El olor a ceniza,

fuego de besos muertos,

una tarde maquillada,

silencioso canto... donde rezan sus palabras,

 

Sueños tuertos...

viajes lentos, aroma de flor...

mujer exquisita, perdida, palida...

lunas bordadas, ojos miel y el lamento de sus pies...

 

Te prefiero amanecida, suave y loca.

prentendo la noche,

besarte ambar, tocarte violeta...

musa maldita... maldita musa.

 

Desvestida luna, amada...

la vi en el noche,

la vi sin buscarla,

bajando, bailando, cantando...

 

simplemente la vi.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.