Darychong

Libertad de palabras

Tortura diaria es tu nombre

Tus palabras marcadas en mi espalda

Como si fueran ciertas,

Como si por ellas me desviviera.

 

Descontento permanente conmigo

Causando tu enojo hacia mí,

No he de callar ante tus intolerancias,

Ni de redimirme ante pecados inciertos,

¿quién eres tú para hacerme llorar tormentos?

 

Estoy lagrimeando entre risas,

Riendo entre lágrimas,

Tratando de ahogar esta decidida

Que me mantiene a tí atada.

 

Él es el verdugo de mis sueños,

De mis anhelos y esperanzas,

Aléjate ahora que la valentía

Ya se apoderó de mi alma.

Comentarios1

  • F.D.R

    Las palabras siempre serĂ¡n libres, libera tu vida.
    Muy buen poema, me encanto!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.