CREPY YO

Despedida



Decí: chau.

Y no me digas

-"te amo".

No deberías -quizá-

usar palabras tales

a la ligera. 

 

Si las palabras

más hermosas 

que puedes (creo)

pronunciar

las dices así nomás

¿qué quedará para 

nosotros, que no 

somos nada pero

somos todo lo que

las palabras real

mente quieren de

finir?

 

Por eso hago hincapié en esto:

no me digas te amo a la ligera

sólo decime chau y andate

porque no te quiero seguir 

escuchando después de 

una despedida tan brutal. 

 

Ni quiero que la hagas parecer más liviana.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.