Gabriel Zeceña

Mas da ir .

Los ojos del hombre son como la fe del sol

Se cierran ante la oscuridad y su impotencia

Cual clemencia? La de no volver a amar 

Por males entendidos y una mal cancion.

 

No sabré explicarte mi retorno

No entiendo el paradero y mucho menos el camino 

Pero regrese al inicio de todo,

donde se cegó el ojo del cariño 

 

La mayor explicación de esto no esta en mi

Otro tema en la interperie resuelto

Volví amar cuando te vi , eres mi amor y no hay

DONDE MAS IR es evidente mi deceso

Si tu no estas aquí.

 

Comentarios1

  • Dulce Impaciencia

    DONDE MAS IR es evidente mi deceso

    Si tu no estas aquí.

    Cuándo el corazón habla nuestra boca calla.
    Buen poema.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.