Alexander Santisteban Mayca

Abstinencia

Encerrado en cuatro paredes
En un mundo de cuatro esquinas
Donde no existe tiempo ni espacio
Donde nadie me conoce
Donde nadie tiene nombre
Ya no recuerdo hace cuanto que estoy aquí.

Las paredes aveces se mueven
Se escuchan voces de otros seres,
Pero el silencio siempre vuelve.
Las sabanas me abrigan y me protegen
De una lluvia que quizás nunca llegué.

No se sabe cuantos días pasó
No se puede ver el sol
Ni los astros ni las estrellas
Ya no se si realmente existo en este planeta.

Las voces otra vez vuelve a mis oídos
Con mensajes que ya no quiero escuchar.
Prefiero olvidar todo y volver a empezar,
Pero mis manos empieza a temblar.
La sudoración y palpitacion aparece
Y crecen con el tiempo.
La angustia, la nostalgia y ese escalofrio
No me deja tranquilo.

¡Por favor, enfermera!
Sacame de aquí, maldita sea
No quiero mas sufrir
No quiero seguir aquí.
Y la puerta otra vez se cierra
Quiero recordar por que estoy aquí,
Pero esa maldita aguja me hace dormir.

Siento que todo está perdido
Por mas que grité
Mis gritos jamas se van a oír
Por mas que llore,
Mi llanto no va servir
Por mas que sueñe,
Mis sueños no me van hacer felíz.

La pesadilla continua
El cuarto se vuelve más pequeño
Me falta aire para respirar
La tortura me empieza a irritar.
Se abre otra vez la puerta
Y entra, ella,
Hermosa mujer de cuerpo rosado
¡No quiero agujas!
¡Estoy agonizando!
Anafranil, alejate de mí.

Mi madre llora y veo a mi padre
Muy triste, muy dolido,
Sentarse en mi cama
A lado mío.
No te preocupes, hijo,
Ten paciencia que Dios todo perdona.

Yo no creo en seres imaginarios
No creo en la suerte
No creo en el destino
Por que tendria que creer en alguien
Que ha sido creado
Por el desconocimiento humano.

Me dicen gitano
Me llaman enfermo
Ya no tengo amigos
Solo conocidos.
Y sí tengo una adicción
Que más da
¿Acaso, este mundo no está lleno adictos?

Adictos a sufrir
Adictos a manipular
Adictos a engañar
Adictos a difamar
Todos somos un mar de enfermos
Y cada hogar una clinica
Y cada tienda una botica.
Todos: suicidas, alcohólicos, mentirosos,
Maniacos y depresivos
Todos vamos caminando juntos
Por esa enorme avenida
Y al llegar al final
¿De que sirven las pastillas?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.