Norberto Molina Guerrero

CREPÚSCULO

Amanece,  la luna se despide,  no es una luna cualquiera,

Es una luna plateada…

 

Mariposas de todos los colores juguetean en un esplendoroso jardín,  con flores

hermosas que sólo pueden ser halladas en la imaginación…

 

Voces bulliciosas de niños rompen el  silencio,

El sosiego de la mañana,

La palidez del sol se refleja desde el horizonte en medio de montañas  y plantas

robustas…  las aves inician su vuelo…

 

Se escucha el susurro en algún rincón de aquellas tierras lejanas,

Es un corazón bohemio que despierta y emerge desde muy dentro de unos sueños

eternos…  y profundos…

 

El brillo de unos ojos se confunde con los rayos del sol,

No está seguro si es una ilusión,

Si son unos labios (labios rojos como la rosa),

O es una dulce voz…

 

Alborada de amor…

Nace en el corazón…

Es una alborada de sueños eternos…

Sueños de amor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.