emiliodom

CONCLUSIÓN

  A medida que pasa el tiempo, nos sirve para comprender de modo más claro, las diferencias que existen entre las situaciones que la vida nos presenta sin solicitarlas. No podemos obviar, la diferencia existente entre tomar a una persona de la mano, con la de encadenar su corazón de forma pretenciosa. Amar o querer a una persona, no quiere decir, que tengamos que arrebatar su espacio, ni su libertad personal, puesto que son atributos que forman parte de la persona como tal. El amor, por grande que este sea no, puede obligar al cumplimiento de la dependencia por parte alguna. Si deseas alegrar tu corazón con flores, para darle alegría, no esperes que alguien te las traiga,creo que resultará más conveniente sembrarlas tu mismo.


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.