Arsenio Uscanga

Mulata.

Bonitas las dormilonas, que me recuerdan tus ojos.
       Abriéndose y cerrándose de par en par.

Pero más bonitas las bugambilias, que me recuerdan tu falda.
       Paseándote por las calles empedradas.

¿Qué tienen tus ojos negros, mulata? Que en todas partes los veo, que en cada brizna te encuentro.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.