Teo Revilla Bravo

TUS OJOS

 

 Retrato de una dama romana procedente de El Fayum (Egipto)

 

 

 

 

 

TUS OJOS

 

Estando –casi sin saberlo-

amorosamente aturdidos

rotando abrazados de sol

a noche, levemente ebrios

conmocionados de luces,

sonidos y bocas afines,

la misteriosa diosa de los asombros,

con sus manos cargadas de rojos

punzantes agracejos,

aparece de súbito ajustando

nuestras miradas al tiempo

que la aurora, agitando

e impulsando el viento gris

de la noche, desanuda lazos,

descorre cortinas, abre ventanas 

y puertas, procura brillos

y colores al campo.

 

La mar, preñada de incandescentes

peces ,ofrece el mágico

secreto del momento:

                              ahí tus ojos

deshabitados, ocultos,

enigmáticos, transparencia pura.



DESDE EL FONDO

Cuaderno V. 1978 - 1980

©Teo Revilla Bravo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.