José Adolfo Fernando

Tu beso

Volando mi espíritu por sierras
y valles, inundándome de
cantos de jilgueros
llegué hasta esa puerta tan cerrada.
Cogí el beso que me habías regalado
cuando te fuiste
hacia otras tierras,
Oh milagro
con tu beso
que yo atesoraba tan guardado
la puerta se abrió!

Se abrió de par en par,
adentro estaba fresco, un perfume
acogió mi titubeo,
y te volví a sentir como cuando
el beso;
mi piel se refrescó, mis oídos
cautivaron el recuerdo
de tu risa.

Oh que hermoso es el milagro cuando tienes
el secreto de como guardar
un beso.
Un beso que quedó en mis genes,
un beso de estirpe gitana, salvaje
violento, de frutilla y
de carnaval.
Un beso, que es el tuyo, ese que
tu boca me entregó como
quien da la llave del secreto
y la llave del Templo
a un mortal, cual lo soy,
cuando te amé
cuando me amaste

Ahora nuestro Amor se pasea por valles y sierras,
palmeras y montañas
Me dejaste también un canasto lleno de palabras!
Con esos increíbles regalos escribo estas letras de
tanto amor y de tanta paz
Así me dejo ir tantas veces,
así acuno mi sueño
salgo de la fresca penumbra
perfumada y cierro la puerta
con la llave de tu beso!

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.