Alberto Escobar

Mi ciudad

 

 

Carmen la cigarrera, que embelesa
a los gabachos que alzan la escopeta
contra el pueblo rendido a bayoneta.
Heracles, padre que tu rostro besa.
Julio César, que te cercó cual presa.
Al Mutamid, con poesía te camela.
Fernando, te trajo virgen y vela
y te desposó como a una princesa.

Me enamoran tus labios de canela...

 

Dicen que Melkart fue su fundador 
tras derrotar a Gerión, rey de los
Turdetanos, los herederos del pueblo
tarteso, primera civilización
occidental.

Arribó allá por el primer milenio
antes de cristo a estas ubérrimas
tierras remontando el río Baetis
desde su desembocadura, que a
la sazón se situaba en la actual
ciudad de Coria del Río.

Cerca de este enclave instaló su
santuario y fundó la ciudad de Spal,
que en fenicio significa "llanura
junto a un río".

Este rey se emparentó con Heracles
por obra y gracia de la leyenda, de
ahí que se atribuyese su fundación al
héroe mitológico.

 

Comentarios1

  • Paloma P.P.

    Preciosa descripción histórica sobre los orígenes de Sevilla tu ciudad que es preciosa y su historia es muy interesante. Grato leerte. Un abrazo amigo.

    • Alberto Escobar

      Gracias por tu visita y tus elogios. Un abrazo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.