Rogelio Guzmán

Dos almohadas para un corazón

Las nubes grises se asoman por las calles
todo es tan parecido a aquella tarde,
se que pensaras que esto es una locura
que esto no importara mucho,
pero me he terminado tropezando
con esta caja cubierta de polvo
con un par de cartas hechas para ti.
Quisiera saber si aún conservas algún recuerdo,
se que esta noche cariño
dormirás lejos de esta ciudad,
afuera comienza a llover.
La sala está envuelta
de esas platicas pasajeras,
sobre tus colores favoritos
y esos refranes absurdos
que siempre te hacían reír.
La noche seguirá su curso
mientras una cama vacía me espera
dime cariño ¿Dónde estarás esta noche?
La luna dormirá
mientras yo sigo contando ovejas,
cuando amanezca
yo seguiré abrazando tu fotografía
cuando amanezca
cariño habrá otra carta escrita para ti
y en los primeros días de abril
será nuestro aniversario
lleno de rosas marchitas
y copas de vino en la habitación.
No mal entiendas
es solo que todos los días
hay ocasiones en que pienso en ti
y recuerdo cuando solías decirme
¿Acaso no todos se van?

 

Comentarios1

  • WHATSERNAME

    ¡excelente! como siempre.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.