llajan

Pobre mujer atormentada

Me rìo, me rìo de tu perseverancia.

En ser quien no eres, en aparentar ser marquesa siendo plebeya

de tu propia mediocridad.

Hay dìas que me das lastima, sintiéndote superior,

mientras todos piensan en tu fìn cada mañana.

Pobrecita princesa llena de ilusiones, que son ciegas por tanta falsedad;

ignorante hasta la saciedad, alma creìda llena de egocentrismo,

¿donde crees vas?

Hay un tiempo para cada cosa y tu tiempo llego a su final;

aplazas lo inaplazable, lo intentas retrasar; pobre niña jugando a ser princesa, sin un castillo que reinar.

correturnos de tendencias que quieres crear, rodeada de muchedumbre que te quiere aplastar;

¡no quieres ver la realidad!

No es mas tonto el que desconoce, que el que no quiere mirar;

observa a tu alrededor y comprende ya......

que todo son ciclos y el tuyo.......

esta en su final,

marchate a otros lugares; a donde no puedas dañar.

Comentarios3

  • Evandro Valladares

    que tormento de vida plasmado en hermosas letras.Felicidades.

  • Tatiana.

    Me encantó.

  • ALDABARAN

    pero bueno..... cada dia te superas!!!! está perfectamente definido. Un saludito



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.