Auro im Quebar

El beso que no te dí...



Al susurro de olas y suaves arenas

furtivamente te arranqué
candorosas miradas.
Al son de melodías resacas,
espumas indolentes

y gaviotas flautistas

deslizabas dulcemente
inquietas confidencias

a la amiga de tiernos días.

Al atento escrutinio
de islotes fisgones,

punzantes pelícanos
y asombrados barcos

tu inocencia caló hondo
en mis torbellinos juveniles

y tu sonrisa pura
en mi alma de niño.

En la brisa y olor de mares

se entre mezclaron
tus níveas fragancias

arrebatador perfume 
de tu delicada esencia.
Han pasado tantos años
y aún recuerdo tu nombre

Karina la que erigió
en las ruinas de Pachacamac

un cariño que aún perdura.

Éramos tan jóvenes...

A nuestros espíritus infantiles
sonreía tanto futuro
que promisorios espejismos

se tomaron de la mano
imaginándose

lo que no sería posible.

Aún me pesa el no haber intuido
el anhelo de una niña que se hacía mujer
de mieles, suspiros y flores

que sólo se encuentran en un beso

el beso q no te dí...

Al despedirnos ese día
mi torpe nerviosismo

o el destino tal vez
separó nuestras vidas
por senderos ausentes

de cariños, mieles y besos.

En los ruinosos adobes
quedaron nuestras huellas.

! amores inmemoriales !

! doncellas del Sol !

! princesas y manantiales !

olas y arenas resbalando por nuestros dedos

frente a las islas de Pachacamac
y en la cenizas de un amor

que nunca ardió...

 

 

***AURO IM QUEBAR***

 

 

Comentarios1

  • anbel

    Lindo. Un abrazo 😄 🌹

    • Auro im Quebar

      Gracias...¡¡ Saludos y bendiciones.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.