Esteban Mario Couceyro

Alicia y la carta de amor

Llegaba el medio día

cuando Alicia

abrió la carta de amor

la última que le escribiera

él desde tan lejos

tanto que el mundo daba vueltas

separando sus tiempos

mientras unía las almas

los deseos

esas sensaciones

que caminaban

por las piernas

subiendo al vientre

el pecho

por el cuello

a la boca en un beso

perdido

en ese cielo

azul pálido de otoño.

 

Alicia, leía

cómo su amado

le escribía

con palabras cargadas

del deseo más audaz

como la abrazaría

y llenaría

su cielo de estrellas.

 

Alicia, terminó

la lectura

intentando oler

en ese papel

al hombre lejano.

 

Dobló varias veces

la carta

y la escondió

entre sus pechos

mirando por la ventana

las aves en libertad

volar por el espacio

mientras las nubes

cerraban la inmensidad

que la separaba de él.

 

 

 

Comentarios3

  • Ringo Stax

    La distancia, la ausencia y el amor, bellamente expresados en tus versos.

    Saludos.

    • Esteban Mario Couceyro

      Gracias por tus palabras, es así, la distancia hace las veces de una dolorosa lente de aumento.
      Un abrazo
      Esteban

    • anbel

      Lindo...que bien describes las sensaciones.Un abrazo Esteban , siempre es un gusto pasar por tus letras.

      • Esteban Mario Couceyro

        Quizá sea un intento por ser cada uno de los personajes y experimentar esos trozos de vida.
        Un abrazo agradecido
        Esteban

      • Beatriz Blanca

        Un amor lejano que llega por una carta que provoca sensaciones y sentimientos muy notorios. Los amores lejanos son nostalgia permanente, pues no se puede abrazar solo permite soñar e imaginar. Muy bueno.
        Un saludo deseándote un fin de semana lleno de paz.

        • Esteban Mario Couceyro

          Gracias Beatriz, esos amores epistolares, a la distancia, donde protagonizan las palabras y agonizan los cuerpos.
          Te saludo con un sol esquivo, deseandote una pascua plena de felicidad.
          Esteban

          • Beatriz Blanca

            También te deseo una Feliz Pascua, no me animé a mencionarlo pues no sabía si la festejabas.

          • Hay 1 comentario más



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.