Maga11

Mi talon de Aquiles

A veces cuando el pecho se me ahoga y el alma se me anuda,

de entres las cenizas siempre calientes siempre prendidas

van surgiendo cual ave fenix mis artes, escribo.

Hoy escribo porque lo hice ayer lo hago hoy y lo hare mañana.

 

Nunca extraño de la misma forma

tengo varias formas de extrañar a un mismo sujeto

 

Su intermitencia interminable me confundia, me confunde .

La mente me dice no, la razón me dice no,

mis amigos me dicen no

pero sin embargo ahí cuando el se aparece,

mi talón de aquiles, mi cara débil...

 

mi corazón galopa a su encuentro

y el nada pretende mas que sexo y cerveza,

a decir verdad yo tampoco me lo imagino todos los dias sentado en ni colchon y tomando te en las mañanas,

cantando los domingos.

Pero por alguna empírica razon

cuando el parpadea apareciendo

mi naturaleza es correr a su encuentro.

 

Quizas algun dia me libere de este hechizo o quizas como ya ha sucedido antes el se volteé de media vuelta y se aleje para nunca mas parpadear, apagando su intermitencia en un vasto y oscuro espacio de soledad. Mientras lidio corazonada pensamiento colchón.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.