Lilian Viacava Dama de la Poesía

EL RESPLANDOR

 

Las ojeras de la noche

van cayendo grises sobre mis párpados

como la última bocanada de tu cigarro

antes del último bostezo de la tarde...

 

Los minutos

se clavan como puñales en mi cuerpo.

Desasosiego en el alma sin pena ni gloria.

Furtiva estrella fugaz

se perdió en el firmamento

quemando su estela la humedad de mis labios

fecundados en los tuyos...

 

Mariposas extraviadas al viento

viento que lleva y trae tu sustancia y mi desvelo

aparejado al rigor de los deberes...

 

Y un porqué se va apagando

junto con mi lámpara de noche

y entre sombras

nosotros cuando todos duermen

y la libertad viene a buscarme

para abrazarme a vos

a tu recuerdo...

 

Que hay mas allá del pensamiento

¿las llamas del averno? Y sin embargo siento frío...

 

Donde quedó el ajenjo del sol cuando se esconde

en que rutina se pierde el color del amor

cuando te sueño.

 

En el desértico oasis de mis horas

apareces vestido con las manos del viento

que me despeina con tus manos...

 

La alquimia del paisaje nos envuelve...

Me amparo en las grutas desde donde bebo

del manantial de tu nombre

que golpea mis sienes...

Entonces dejo de buscarte sin preguntarme

si existes mas allá de esta bocanada de vida

con que me entrego a vos

para seguir amándote...

 

 

by Lilian Viacava Dama de la Poesía

@copyright derechos de autor

Comentarios3



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.