Esteban Mario Couceyro

La noche y el miedo

La noche blanca

a cerrado los ojos

escuchando

del miedo

sus consejos

mientras las nubes

ocultan

la gran luna

de plata

y sus ojos negros.

 

La noche desnuda

de luz

deja que el miedo

retire las ropas tibias

que le diera el sol

del último día.

 

Hablándole

de historias negras

de esa vez que se detuvo

el tiempo

y no salió la luz

con sus manos suaves

y la alegría de los pájaros

al volar

despidiendo las sombras.

 

Esa vez, la noche

como en esta

sintió perder

la luna y sus rayos de plata.

 

Pero hoy

aún con el recuerdo del sol

en su mayor desnudez

con gran audacia

tomó ese último

resplandor del horizonte

y blandiéndolo

rápidamente mató

al miedo

y

sus malditos dichos.

 

La noche liberada

cubrió nuevamente

su pálido cuerpo

con el manto

colmado de titilantes estrellas

esperando

el reencuentro con su amado sol.

 

 

Comentarios1

  • anbel

    Precioso...La noche tambiƩn es vulnerable...Un sincero abrazo.

    • Esteban Mario Couceyro

      El miedo..., cuantas veces...., el miedo.
      Un abrazo con ese manto colmado de estrellas.
      Esteban



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.