El Búho corre

“Al Búho al parecer le faltan alas para volar, él es nictofilico, le gusta asustar, pero de día, le gusta correr.  

 

“Es un fanático de Barranquilla, color Rojo, Amarillo y Azul ultramar. Después de aquel incidente en que se encontró con la Lechuza, decidió no amar más, ya que él decía: No amaré la Noche, la Luna y Colombia.  

 

“Pero él es medio estúpido por pretender y pensar que ella sería para él... lo que él no sabe es que ella también es nictofilica, por eso, se calla al amarlo.  

 

“Por eso, te diré, Lechuza:  

 

“Mientras más te esfuerzas por negar que la Noche es más cálida, recuérdate de la Luna que de día sale a sorprender a su amado.  

 

“Dile a Jack que «no more, no more», porque la Agencia de Viajes la hizo el agradable Thomas Cook. A mí no me interesa si usted es una ignorante jovena, misántropa, inmadura o pueril, lo que me interesa es si usted está dispuesta amar la Noche y poder admitir que pertenece a ella.  

 

“Admite que me amas, Lechuza, recuerda que el albar comentario de volver a mirarlo, y que éste provoque irrisorio, no permite significar de que esté Yo loco.  

 

“Al parecer sí, porque también me reí al leer esa última nota, entonces, Yo te preguntaré:  

 

“¿Por qué no admites que quieres esto, Colombia; por qué no me dices: Es cierto, pero ya no estoy enardecida de cólera, porque te tengo a ti, General? ¿Es tan difícil admitir que me amas, Valeria?”.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.