argantonio

Venus carnal

Eres para mi una lejana vestal,

mundo que está fuera de mi alcance,

me encuentro ajeno al placer real,

ni es amor ni pasión estar en este trance.

 

Necesito sentir sobre mi piel tus dedos,

y saborear el mejor fruto del vergel,

creer solo en ti y olvidar todos los credos,

sin ti no veo a nadie en tu dintel.

 

Tu solo ante mi luces,

la mirada abierta y franca,

despertando en mi el deseo.

 

Caigo ante ti de bruces,

diosa de carne blanca,

creo que sueño cuando te veo.

Comentarios1

  • Amalia Lateano

    Vaya !!! no poder estar en el Olimpo!!!

    Un gran aplauso

    Felicitaciones

    Amalia



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.