Eco del alma

EN MI CORAZON

Siento mis pasos más lentos,

Y tan bien mi corazón enamorado

De una flor que creció, bajo el roció,

De la madrugada y el frio de la noche

Llegando la primavera floreció,

Abriendo sus pétalos al sol buscando calor

 

La cubre el mismo cielo que nos cubre a todos,

En medio me cuento yo, ocupando el mismo sol

La misma brisa que nos acaricia el rostro,

Y tan bien el aroma de las flores, como el de ella

Que al respirar me llega hasta el corazón,

Y me atrae ese aroma, a escribirle al amor

 

Que algún día podamos compartir los dos,

Tomando esa rosa que me quita el sueño

Tenerla en mis manos y besar sus pétalos

Apegándola a mí pecho con la suavidad

Que tienen sus pétalos como manos de princesa

Y su rostro de una reina, como las estrellas

 

Con ese aroma que nunca quisiera apartarme de el

Deseando que un día se impregné en mi piel

Como los años que poseo, sin separarme de la flor bella

Que el tiempo la avisto crecer y frutos tal vez

Hermosos como ella y con el mismo aroma un príncipe

O una princesa que adorne el jardín real

Como ella, con su cabello al viento

Y una sonrisa en sus labios

Y sus manos de seda acariciando las flores

Que encuentra a su alrededor

Como yo lo aria con ella junto a mi corazón

 

 

 

 

Autor eco del alma

Derechos reservados

Antofagasta,11, 04, 2017

 

Comentarios1

  • Lita_81

    Reflejos del alma cuando ama. Se logra ver la entera constancia de u. Amor que se anhela y la belleza del mismo al expresarse. Que sea de su corazón el deseo hospedado de bondad y transparencia en el hecho de amar con devoción sana y bajo el resguardo que debe de generarse en algo que se a perdido con el tiempo.
    Bellos versos estimado sr. Eco.
    Abrazos y bendiciones

    • Eco del alma

      Qda amiga del alma, de un corazón noble y tierno, como lo demuestras en tus letras estimada dama, soñadora poetisa de corazón y alma, gracias por su comentario el cual comparto plenamente con UD., si es un amor que anhelo, pero no lo tengo y solo espero
      Tierna dama con su permiso y el amor que guardo en mi corazón el cariño que guardo, para UD., le envió un beso y un gran abrazo mi querida dama
      Eco del alma



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.