Nathalia Padilla

LA GUAGUA NO QUIERE MORIR

Discrepancia y ansiedad, la sátira se vuelve una constante.

Lluvias de rosas caen, las espinas me contraen; un remolino de emociones envolviendo, engullendo. 

Mientras me adentro, veo la vida en hilos; o tal vez....... tejido un nido, ya no se distinguir.

Las circunstancias cambian; un día luz, un día nada; anhelo de equilibro, anhelo de paz.

Miradas esquivas, yo miro, nadie me mira.

Fábulas de maldad, mentiras en una verdad...... situación ajena, incomprensible.


El corazón se parte, no hay momento oportuno cuando el alma late.


Pasa la hecatombe, la guagua vuelve a vivir; se ha bañado en lágrimas, se ha cubierto de barniz;

brilla cual recién hecha, nuevito el espíritu, nuevita la calma; lindo matiz!.

Carita luna, Carita estrella; la guagua vuelve a dormir, inocencia reclama la niña queriendo sentir.

Comentarios1

  • 2punto0

    Hola Nathalia, sentido poema, sensibles palabras,

    Podrías decirme si Guagua es un Bebé, aquí en Chile si lo es

    Gracias
    Saludos

    • Nathalia Padilla

      Si es una palabra en quechua que significa niña/niño :).

      Muchas Gracias

      • 2punto0

        Ah si tienes razón, pensé que solo la usábamos aquí, gracias eres muy amable

        Saludos cordiales



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.