Paola Marrero

¡Auxilio!

Entre un mundo de mentiras y falsedades estoy viviendo , el aire me falta cada vez más y no sé cómo seguir sobreviviendo otro día , mes , año más . Mi boca permanece callada porque no sé qué decir , no puedo gritar , no puedo reír y no puedo decir que algo me está consumiendo... pero en mi mirada pérdida puedes ver él grito de auxilio... Puedes ver cómo mi ser te pide socorro ante lo vacío y ccomo la muerte se me  apróxima..

 


 Te lo estoy delatando en unos 10 segundos en alguna aplicación ,me queda poco  y ya mi futuro será uno incierto pero está vida me vuelve a dar otra mirada ,otro golpe más duro para la herida que ya había cicatrizado o sólo pensaba que ya había sanado completamente.Pero no esa es la misma herida que todos han pisoteado , es lo más vulnerable que tengo y ahora mismo está causando mucho dolor.No culpo a quienes me rodean por no fijarse en mi grito de auxilio , me culpo a mi por no poder expresar mis palabras claras, por  colgar los guantes y perder la batalla ,pero quien realmente me conoce sabe que mi mirada habla.

Pero es estos momentos está mira grita con angustia ,

¡Auxilio!

Sálvame de estos demonios y de la muerte que se me aproxima....

¡Auxilio, auxilio,auxilio!

Está se está apoderando de todo lo bueno en mi ,me amarra , me pisotea , se burla de mi y de cómo la vida me ah tratado.Pero , se detiene todo y permanezco a lo inmobiliario ante la sociedad pero mis ojos siempre delatan ese grito y mucho más ahora.

Ayudame y no permitas que termine de morirme , sola , angustiada y sin rumbo.Solo faltaba que alguien se fijará en mi mirada y notará lo que sucedía ..

 

"La respiración se me hace más corta, me aprieta el pecho y la agonía entre la vida y la muerte se hace más eficaz ...¡auxilio , ayuda , ayúdame.....! "

[Silencio profundo luego de la agonía]


Sólo en su mirada ella  era lo que se declaraba , pero la vida dio otro giro y su muerte fue la que se aproximó , que desdichada la niña. Su risa y alegrías en el vacio sin poder expresarse , pero siempre con una mirada delatadora que sólo necesitaba de alguien, que en ella se fijará y la ayudará... Pero la silenciosa tomó victoria , y el alma en su mirada seguía asomada.

¡Auxilio, auxilio,auxilio! 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.