argantonio

Hijos de la tierra

La sangre viva de la tierra,

son sus ríos, sus lagos y sus fuentes,

es todo lo que en tu alma sientes,

cuando en acogedor refugio te encierras.

 

El sol, es el diós que tenemos más a mano,

el sol es de todos sin pagar impuestos,

de todas las razas del barrio rico y de los guetos,

el sol sin pedirlo nos da calor es el más humano.

 

Las aves revolotean

aunque abajo haya una tragedia

ellas animadas parlotean.

 

Porque para ellas la vida

no es ni drama ni comedia

ella a compartir la existencia nos convida.

Comentarios1

  • Texi

    Brindo por eso!!!

    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.