mariano777

EL HOMBRE RELATIVO

“El tiempo es la imagen de la eternidad en movimiento”

                                                                                   Platón

 

“La diferencia entre el pasado, el presente y el futuro es solo una ilusión persistente”                                                        Albert Einstein

 

 

                                       EL HOMBRE RELATIVO

 

Soy un náufrago, dijo en el laboratorio, el hombre delgado, sin pelo, extrañamente vestido y con idioma difícil de entender, que acababa de aparecer desde la nada en el Campus.

Había sorprendido al personal universitario, ya que además de su aspecto extravagante, se encontraban a 1.000 kms del mar.

Explico ante el profesor-director, que no era un marino y que estaba perdido en el tiempo y por eso era un náufrago temporal.

Es necesario que los míos sepan la época y el momento exacto donde estoy para que puedan rescatarme, dijo.

Hubo un ínfimo error de cálculo que devino en incertidumbre del momento exacto de mi “presencia” en esta ubicuidad tiempo-espacio.

Saben que estoy en el siglo veintiuno…Pero deben contar con más precisión en las ecuaciones,  para que pueda ser rescatado…..

Explico el viajero las razones del porqué de su presentación subrepticia y furtiva y no de forma oficial.

Hay razones para mantener reserva sobre mi presencia en esta época y es necesario mi regreso a la mía.

Algo extraordinariamente increíble ocurrirá próximamente en el mundo y es imposible evitarlo; será a escala planetaria y nadie ni siquiera podría imaginarlo y menos creerlo.  Quedaran solo sobrevivientes de los “Días Oscuros” y yo soy una consecuencia de la aceleración evolutiva, que pronto ha de producirse.

La catástrofe es irreversible, dijo el extraño sin tiempo.

Esto está fuera de nuestra  lógica y escapa tenazmente de la teoría del conocimiento, pero sabemos sin probarlo ni entenderlo, que yo debo estar en este momento en este universo. De no ser asi, la tremenda tragedia no ocurrirla, y yo no estaria  aqui para que se produzca.

Todo se debe a nuestro imprudencia de pretender manipular el tiempo; hasta para nuestra ciencia, en el relativo futuro, de este presente,  todo se torna inexplicable.

Hay fundados argumentos, aun en nuestra ignorancia, para suponer que ya es tarde para retroceder.

Que haya "viajado" a esta apoca es malo, pero que no lo hubiera hecho seria peor. 

Imagino que notara mi forma de expresar los verbos que son para ustedes tan normales. En el continuo no existen.

 El viajero dijo llamarse Adán y expuso en el claustro,  la necesidad indispensable de no entremezclar las líneas temporales que guían los designios del destino.

Las consecuencias podrían ser de tal magnitud, que darían lugar a la aparición de inimaginable universos paralelos en un estallido cosmológico  de dimensiones tan variadas y recónditas como ustedes jamás han concebido.

Para evitar abstrusas paradojas en la realidad, es de una urgente necesidad tempo-espacial, dijo,  volver al futuro.

 Así como llegó, resultaba más difícil volver por razones de falta de base de lanzamiento. Debían rescatarlo.

Si no hubiera venido había presunciones graves, precisas y concordantes, para creer que “los días oscuros” no ocurrirían.

Y si no llegaban no se produciría el notable quiebre en la evolución que produjo el hecho de su existencia; y al no existir no podría viajar al pasado.

Los horrores  que traerían los días oscuros podrían cambiar la historia hasta el punto de que si no sucedieran, podría no producirse su nacimiento en el futuro lejano…

Debía volver, para desde allí poder viajar a este presente muy cercano a la ocurrencia de los “Días Oscuros”.

De no hacerlo, habría una confusión relativista que haría imposible su existencia.

Y eso es paradójico, porque de hecho estaba aquí.

El hombre del infinito era consciente de las escasas chances de obtener colaboración del poder de la actualidad para ayudarlo a  volver a su mundo.

El crononauta explicó que necesitaba ciertos datos secretos del reservorio de energía de los Estados Unidos, que ya había obtenido de China, de Rusia y otros países europeos, que por razones obvias no podía divulgar.

Había logrado la información en una cumbre de científicos, hablando muy seriamente. Y comprendiendo la gravedad de la situación, ellos, cedieron a sus demandas.

Se excluyó de esas reuniones muy secretas, por razones comprensibles, a políticos, burócratas, militares, periodistas y escritores.

¡Con el huso del tiempo estaban hilando!

El “Homo Sapiens” por el violento quiebre evolutivo, devendría en “Homo Gestalt”, donde se complementarían varios individuos para formar al hombre superior.

Eso ya ocurrió hace mucho tiempo para mí, o comenzara, para ustedes—es relativo--- en “los días oscuros”.

Era inminente que esa tragedia comenzara.

 No podría evitarse la catástrofe en este universo.

 Y sería más notable el acontecimiento, que la extinción cretácica  hacía más de sesenta millones de años.

Adán tenía su mundo  a quinientos siglos en el “futuro”,  su ascendiente era el Homo Sapiens, y era un Homo Gestalt perteneciente a los Guardianes del Tiempo”.

Con sus poderes produciría las condiciones para que ocurriera un “parpadeo” mundial en todos los grandes centros de energía que pasaría desapercibido para la ciencia del mundo del profesor, pero sería captado en el híper espacio,  por los científicos de su época y podrían rescatarlo..

¿Todo ocurrió tal cual  el hombre de la eternidad lo había pronosticado?.

¿ O lo habia traido unicamente la angustia de los ultimos hombres que habia en el universo?

¿ Se acabaría la existencia? ¿Seria el no ser? ¿La nada que no concebimos?. 

¿En qué universo existimos?.

El profesor vio por última vez al eternauta cuando se produjo la extraña vibración, un resplandor…Y Adán desapareció en los in entendibles pliegues de la eternidad.

……………………………………………………………………………………………………   

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.